Pastel de carne

Encuentra todas las recetas de pastel de carne

Pastel de carne y verduras

Pastel de carne y verduras

Los pasteles de carne son perfectos para el invierno. Son contundentes y calientan el cuerpo de una manera deliciosa. Pero no nos engañemos, están deliciosos en cualquier época del año.

Puede parece abrumador la lista de los ingredientes, pero en realidad no hay que hacer tanto trabajo. El resultado, aunque es largo, merece la pena.

Es ideal también para aprovechar cualquier carne que te sobre del día anterior, ya que puedes añadirla tranquilamente.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kilo de patatas, peladas y troceadas
  • 6 cucharaditas de leche entera
  • 110 g de mantequilla, en cubos + 1 cucharada sopera para la salsa
  • Pimienta negra molida y sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cebolla blanca picada
  • 2 zanahorias
  • 1 diente de ajo, picado
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 tomate, picado
  • 4 champiñones o 1 lata de champiñones laminados
  • 400 gr de carne picada
  • 1/2 litro de caldo de carne
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 1 cucharada sopera de harina
  • 100 g de queso Cheddar rallado

Tiempo de preparación: 30 minutos

Tiempo de cocción: 40 minutos

Tiempo total: 70 minutos

Así se hace la receta:

Empezamos calentando el horno a una temperatura de 200 °C.

Para hacer el puré de patatas.

Pelamos y picamos las patatas en cuadraditos, las ponemos en una olla a calentar y las cubrimos con agua y una pizca de sal. Cuando lleguen a ebullición, bajamos el fuego y dejamos que se cuezan hasta que estén tiernas (unos 15 minutos).

Pasado ese tiempo lo escurrimos y le agregamos la leche y la mantequilla. Machacamos las patatas hasta que se forme un puré suave y la mantequilla se haya derretido. Lo sazonamos con sal y pimienta hasta que esté a nuestro gusto y lo reservamos.

Para hacer la carne y las verduras.

Calentamos el aceite en la sartén a fuego medio. Pelamos y picamos finamente la cebolla, la zanahoria y el pimiento rojo, y lo sofreímos en el aceite caliente durante 10 minutos, hasta que estén tiernos.

Pelamos y picamos finamente el ajo y lo incorporamos a la sartén para que se sofría durante 2 minutos más y añadimos también los champiñones en láminas.

Lavamos el tomate, le cortamos por la mitad, le quitamos las semillas y lo picamos finamente. Lo añadimos a la sartén y que siga cociendo unos minutos más.

Cuando las verduras estén tiernas, incorporamos la carne picada, aplastándola para que se deshaga, y un poco de caldo, y lo cocinamos hasta que la carne esté de color marrón, removiéndolo constantemente.

Incorporamos el resto del caldo, el perejil y sazonamos con sal y pimienta. Tapamos la sartén y dejamos que se cueza durante 15 minutos más.

Mezclamos la cucharada restante de mantequilla con la harina y removemos hasta que se forme una pasta. Incorporamos los trocitos de pasta a la carne, removiéndolo todo hasta que se disuelva toda la harina.

Pasados unos minutos, la salsa tiene que haberse espesado un poco. Ponemos la carne en una fuente profunda de unos 20 cm apta para el horno. Cubrimos la carne con el puré de patatas y lo alisamos. Espolvoreamos el queso rallado por encima y lo metemos en el horno durante 30-35 minutos hasta que la superficie esté crujiente y dorada.

Notas.

Se pueden añadir más verduras si se quiere: brócoli, espinacas, apio, nabo, etc.

También se puede utilizar restos de comidas, como la carne de guisar de ternera, picándola muy finamente y omitiendo la cocción.